No necesita frío. Conservar a temperatura ambiente en lugar fresco y seco.

Plato cocinado listo para consumir.

EN MICROONDAS: Verter el contenido de la lata en un recipiente apto para microondas, taparlo y calentarlo durante 2 minutos (el tiempo podrá variar en función de la potencia del microondas).

EN CAZUELA O SARTÉN: Verter el contenido de la lata en una cazuela y calentarla durante 5 minutos a fuego suave.

1 ración de 370g.

Suscríbete a nuestra newsletter

¡Síguenos!